¿SUICIDIO DE LA CONVENCIÓN CONSTITUCIONAL?

Escribe FELIPE PORTALES

Los teóricos y limitados logros democráticos de la Convención Constitucional (dado el antidemocrático quórum
de los dos tercios, que echó por tierra numerosos artículos aprobados por más del 60% de los convencionales)
podrán ser eliminados, si es que la Convención -a través de las normas transitorias- llega a un anunciado
pre-acuerdo que desafía la lógica y todos los precedentes históricos en materia de aprobación de nuevas
constituciones. Se trataría de ¡la postergación por varios años de la transformación más trascendente
efectuada
en el texto: la sustitución del Senado por una Cámara Regional!
Es increíble observar cómo los convencionales que representan a la gran mayoría del pueblo chileno podrían
dar su aprobación a tal insólita medida que permitiría que un Senado elegido parcialmente ¡en 2017! –antes
incluso del “estallido social”- siga siendo determinante en la aprobación de las leyes que apliquen la nueva
Constitución… Incluso, con ello estarían declinando utilizar una facultad que les entregó clara y explícitamente
la Reforma Constitucional (Ley 21.200) que estipuló las normas de la Convención. En efecto, en su Artículo 138
señaló que “la Nueva Constitución no podrá poner término anticipado al período de las autoridades electas en
votación popular, salvo que aquellas instituciones que integran sean suprimidas u objeto de una modificación
sustancial”. ¡Y vaya que ha sido sustancial la modificación experimentada por el Senado!…
En rigor aquello no sólo haría viable y democrático –en caso de ser aprobado el texto en el plebiscito del 4 de
septiembre- la rápida convocatoria a elecciones de la Cámara Regional, sino además de la nueva Cámara de
los Diputados y Diputadas, en la medida que también el texto de Nueva Constitución le confiere a ella -¡por el
mismo hecho de la transformación total del Senado actual! y por otros cambios- numerosas y significativas
transformaciones que también revelan una “modificación sustancial” de la actual Cámara de Diputados.
Además, aquello no sólo podría postergar en años la aprobación de las leyes que apliquen muchas de las
disposiciones de la nueva Constitución (¡en un contexto de aumento de la pobreza y desigualdad social que,
en mejores condiciones, ya produjo una revuelta social!), sino peor aún: le permitiría a la “mayoría
consensual”
de los 30 años (Derecha más ex Concertación) -con su amplia mayoría en el actual Congreso- ¡aprobar a su
gusto las leyes que aplicarán la nueva Carta fundamental!…
Y por si lo anterior fuese poco, dado que la nueva Constitución establece la posibilidad de que una mayoría de
dos tercios del Congreso apruebe Reformas Constitucionales sin necesidad de plebiscito ni de acuerdo del
presidente de la República (ver 448. Artículo 78) -¡y que dicha mayoría también la tienen en el actual Congreso
las fuerzas consensuales de los 30 años!- podría perfectamente esperarse que ellas modifiquen la nueva
Constitución en todas aquellas cosas que lo consideren pertinente, ¡partiendo por la mantención del Senado,
como lo han expresado de forma categórica desde republicanos a socialistas!…
Es decir, de llevarse a cabo el pre-acuerdo señalado para postergar por años la vigencia de la Cámara Regional,
lo más probable es que ésta nunca tenga vigencia y que, en general, -por lo menos durante muchos años- la
nueva Constitución sea completamente desfigurada en el proceso de su aplicación a las leyes. En definitiva,
estaremos en presencia de una destrucción de la obra de la convención. O dicho de otra forma, de su eventual suicidio.

°°°° °°°°

2 thoughts on “¿SUICIDIO DE LA CONVENCIÓN CONSTITUCIONAL?

  • 27/05/2022 at 12:09
    Permalink

    “Lo que tenga que ser, será”… Entiendo que quienes tienen Poder, Pueden. pero también entiendo que quienes no lo tienen, lo desean, y son capaces de pasar por encima de su propia madre con tal de conseguir, una cuota de ese Poder, aunque sea una “sillita” en el Parlamento; y si es en el actual Senado chileno, que es algo así, como la Cámara de los Lores, pues mejor…Esa “gentuza”, que jamás ha pensado, ni escuchado el clamor del pueblo llano, porque no les interesa, no cejará en su intento destructivo de acabar con los sueños de la mayoría de chilenas y chilenos; por esto, no dejará, hasta última hora, o sea hasta el 3 de septiembre a las 12 de la noche, de intentar “destruir”, todo el trabajo de la Constituyente. Esa especie despreciable de seres humanos, ha hecho nido dentro de la CC, aunque también está fuera, por todos lados, repartiendo “su veneno” exterminador del deseo de la gente simple…
    Salud mental Felipe. siempre agradezco tus análisis, aunque, quizás porque soy mujer, “tengo más esperanzas que expectativas”. Talvez gane el rechazo, empujado por los intereses de la Clase Política dominante, utilizando los medios tradicionales y los más sofisticados de la tecnología de la comunicación, todos servidores de la Casta Económica, el Poder de los Poderosos, los extractivistas de las riquezas de nuestra tierra, los usurpadores de las tierras de los Pueblos Originarios en toda nuestra geografía, principalmente en el Wallmapu, donde asesinan, “impunemente” a nuestros Mapuche, con el bienvenido y bendecido por los Poderosos, “Crimen Organizado”, el “Terrorismo de los Narcotraficantes”…., sin embargo, no creo para nada, que ahí, se acabe todo… mientras haya crímenes de cuello blanco, y delincuencia de todo tipo, es que las leyes existentes, lo permiten… ¿ Lo permitiremos, las mujeres y los hombres decentes de este país?, ¿nos quedaremos tan tranquilas y tranquilos, en nuestras casas, mientras las desigualdades aumentan, y la muerte de gentes inocentes sigue siendo el pan amargo de cada día….?

    Gracias Mario por publicar información pensante, que nos hace pensar, y nos refuerza, para seguir….
    ¿Quien puede decir, o predecir el futuro de Chile?, ¿las encuestas? ¿ las tendencias?…
    Cuando se gestan los cambios, aparecen signos apocalípticos, propios del miedo a las transformaciones profundas… “Ladran Sancho, luego, cabalgamos…”

    Reply
  • 27/05/2022 at 17:20
    Permalink

    Estimada Gloria: Así como vamos, ¡puede llegarse a algo peor a que gane el rechazo! Esto es, a que -de acuerdo a la confección de las normas transitorias- un triunfo del apruebo tampoco signifique una sustitución del “modelo chileno”. ¿Por qué? Porque si se deja el actual Senado -y también la actual cámara, pero sobre todo aquél- hasta 2026, las fuerzas políticas que impulsan la transformación efectiva de dicho modelo no podrán aprobar las leyes que apliquen las normas constitucionales que otorgan derechos económicos y sociales universales. ¡E incluso los sectores reacios a ellos podrán reformar la nueva Constitución de manera de despojarla de sus rasgos más positivos! Desde ya, desde republicanos a socialistas (¡que cuentan con más de dos tercios de las cámaras actuales!) podrán restituir virtualmente el Senado actual, dejándole el nombre de “cámara regional” para no generar mucho descontento social.
    De hecho, presionando y presionando, han logrado ya en la misma Convención (“gracias”, por cierto, al “Colectivo Socialista” que tiene el fiel de la balanza para los dos tercios) ir dándole muchas facultades propias del actual Senado a dicha cámara, desnaturalizando la idea inicial ampliamente mayoritaria del bicameralismo asimétrico.
    Esta será la triste realidad que tendremos si los sectores ampliamente mayoritarios de la Convención se someten a la voluntad de la minoría de poco más de un tercio (derecha propiamente tal más Colectivo Socialista) en el sentido de preservar el actual Congreso (¡en que incluso casi la mitad del Senado fue electa en 2017, dos años antes de la revuelta de octubre de 2019!) hasta 2026…

    Reply

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *