DEMOCRACIA Y GENTE JOVEN

Escribe GLORIA CLAVERO ARANDA

La cocina del Poder Político, es fruto de la vieja política de derechas centenarias, e izquierdas vetustas, que hoy, están perdiendo su relato, en disputas inútiles con los propios y los ajenos, por mantenerse en un Poder, que no desean ceder a nadie que discrepe de sus intereses, sujetos a idearios excesivos…

La Democracia reclamada por el pueblo sencillo, es la que existe y se gesta en las calles de Chile, la que entró a la Convención Constitucional, siendo, legítimamente “Asamblea Constituyente”,  pese a todos los pronósticos, y a los análisis de los sabios, y de los predictores, de un oráculo, demasiado acostumbrado a las modas desgastadas de la vieja política…

El pueblo sencillo, habló claramente en las manifestaciones que se iniciaron en octubre de 2019, y quienes llevaron la batuta entonces, fueron las mujeres y los hombres jóvenes. Esta realidad, ha sido rechazada, hasta ahora, por la gente vieja de los partidos tradicionales, que insisten en continuar la vieja lucha entre dos modelos que conservan, los dos, los fundamentos de la Lucha de Clases: la Injusticia, producto de las desigualdades de todo tipo, la represión del Poder Político, utilizando la violencia política de las leyes, la brutalidad de las fuerzas del orden, basadas en esas leyes, más los “acuerdos políticos por conveniencia”, de parches de leyes cortas baratas, para callar las voces populares…

Es la viejísima política de pactos. Por una parte, pactos entre derechas cuadradas, con derechas que intentan abrir su abanico de posibilidades para incidir en la política del Poder que puede, el Poder Económico. Y por otra, “acuerdos”, entre gentes viejas, de izquierdas viejas, que se pierden, por el insano deseo de mantenerse, cueste lo que cueste, sin querer entender, que hoy, la realidad les llama a retirarse de las inútiles dirigencias cerradas, para dar paso a la gente joven, que es la Vanguardia que llegó, por propia capacidad a la Primera Magistratura de la nación, y, además, rompió los cercos de la incomprensión de fuera, debatiendo y articulándose, por dentro, en la Convención Constituyente…ellas y ellos, supieron esperar, hasta conseguir el “consenso”, trabajado con sabiduría, liderazgo y gran capacidad de diálogo…

Las mujeres y los hombres jóvenes, de hoy, tienen las llaves del cambio de mentalidad, en este país, y en el mundo… ellas, y ellos, “saben”, más de lo que dicen. Son muy diferentes a los viejos, que continúan diciendo, más de lo que en realidad saben…

La Gente Joven, tienen, además de inteligencia política, ciertas capacidades que los viejos perdieron, insistiendo en sus viejas batallitas, inútiles en el Chile de hoy…las mujeres y los hombres jóvenes, no ocultan sus emociones, es más, las muestran, sin vergüenza; ellas y ellos, nos traen la Ternura y la Generosidad, fundamentales, por necesarias para la gente sencilla…

Las gentes jóvenes de hoy, constituyen (viene de constitución…) las bases para conseguir el Equilibrio, porque ellas y ellos, son gentes capacitadas para practicar ese balance, escuchando y escuchándose, aprendiendo de sus errores, sin escandalizarse de los errores de otros…Por estas cuestiones que hacen fundamento, démosle la confianza que necesitan, para gobernar en el Poder Político del estado, y, permitámosle que continúen redactando la nueva Ley de Leyes…

Las gentes simples del pueblo, debemos aprender de nuestra juventud, a esperar lo mejor que vendrá de la “nueva política”, la que se construye y construye, porque no se cocina; se vive, se sufre, se trabaja, entre todas y todos, teniendo siempre, en cuenta al pueblo simple,… Vivimos tiempos apasionantes, aunque sabemos, que no serán fáciles…

Preparémonos para votar para que el plebiscito de salida, nos entregue una nueva Constitución, que será, en gran parte, un triunfo de todas las Gentes Chilenas que luchamos en el Parlamento de la Calle, por conseguirla…

¡Viva Chile!   ¡Viva nuestra gente joven!

°°°° °°°°

6 thoughts on “DEMOCRACIA Y GENTE JOVEN

  • 07/01/2022 at 15:50
    Permalink

    Buen artículo Gloria. En tu segunda juventud sigues con el ánimo y la fuerza de la primera. Soy afortunado de haberte conocido. Tu lucha es un acicate para todos y todas que te conocemos y un ejemplo para las generaciones jovenes.

    Reply
  • 07/01/2022 at 20:34
    Permalink

    Salut germà petit. Chaltumay pichi lamngenm .
    Gracias Joan Maria, por escribirnos desde l’Alt Penedès, tu Catalunya, que también siento mía, como mi Chile . Es un honor recibir las palabras de un defensor de los DDHH, como tú, académico ligado a “Rosa Sensat”, escenario europeo de grandes luchas por la Justicia y el Equilibrio. Se que aunque estás jubilado de tu tarea como educador, sigues escribiendo, firme y comprometido con la Defensa de la Educación Pública de calidad… la gente joven la lleva, y nosotros, detrasito, les seguimos…

    Reply
  • 08/01/2022 at 09:44
    Permalink

    Hay que tener mucha generosidad para aceptar que ya no somos terratenientes de la verdad y del futuro político y que otros, con otros modelos mentales y otras visiones del porvenir, llegan vestidos de mil colores. Sin embargo, así como camina este modelo al despeñadero en el mundo, la revolución es inevitable, a todo color ¡bien! pero inevitable.

    Reply
  • 08/01/2022 at 16:56
    Permalink

    ¡Cuidado! La historia no nos ofrece nunca certezas. Y tenemos ejemplos nuestros al por mayor: la “Patria Joven” de 1964; la “revolución a la chilena” de 1970; la “vuelta a la democracia” de 1990. Para no hablar de la “Constitución de 2005”, refrendada entusiastamente por Lagos y todos sus ministros; y del “proceso constituyente” que movilizó a partir de 2014 a miles de personas en cabildos a lo largo de todo Chile. Tenemos que estar muy vigilantes de un proceso que no ha nacido con los “mejores” auspicios, desde el momento que estamos en una “Convención Constitucional” que está muy lejos de ser una auténtica Asamblea Constituyente; tanto porque es un órgano del poder constituido -fuertemente limitada por éste- como especialmente por no tener la facultad de aprobar democráticamente (por mayoría) una nueva Constitución.

    Reply
  • 08/01/2022 at 17:53
    Permalink

    Como siempre , tienes razón Felipe, pero ¿puedes decirme tú, cuando han habido certezas en las cuestiones humanas?. Para mi, una vieja ignorante, pero, que pìensa y desea por si misma, las únicas certezas son: el pasado, la vejez y la muerte…lo demás, es la vida que transcurre, de acuerdo a lo que los seres humanos vamos poniendo en ella; desde los anhelos y la alegría de los sueños, pasando por la angustia, la tristeza y las dudas, hasta la impotencia…. lo interesante es que cuando se llega a la impotencia, surge la creatividad, y esta trae consigo la esperanza, y también plantea otras dudas, otros sueños, y otras utopías, pero nunca certezas de ningún tipo, menos sociopolíticas. Es más, creo que quien plantea certezas, tendría que hacérselo mirar por un especialista en salud mental…
    Tú eres un gran investigador, un técnico, un conocedor de varias materias. Tu rigor nos ayuda a situar la realidad, para “conocer” ciertos entresijos, y aprender… La cuestión, querido Felipe, es que algunas personas, como esta vieja, somos más intuitivas que sabias. La verdad, mientras más años cumplo( miro de muy cerca los 80…), más siento que no se nada, sin embargo, necesito escribir, y poner a volar la esperanza, imaginar un mundo más justo y equilibrado, sabiendo, que el mundo, es la creación de los seres humanos, con sus excesos y sus defectos, pero también, afortunadamente, con sus aciertos, y algunas genialidades que alumbran la existencia . Somos seres fronterizos. estamos entre Dios y el Diablo, entre la luz y las tinieblas, pero, en este limite de la frontera humana, tenemos la oportunidad de elegir y decidir por donde caminar…..y yo, más por vieja que por diabla(aunque me encanta el diablo…), elegí y decidí pensar, escribir, cantar, bailar, compartir la vida, luchando por la Justicia y el Equilibrio, y reirme de mi misma, y de quien se ponga a tiro… sencillamente porque estoy viva…

    Reply
  • 08/01/2022 at 19:08
    Permalink

    Totalmente de acuerdo con tu comentario, siempre que vaya complementado con un juicio lo más certero posible de la realidad que estamos viviendo para que nuestras expectativas tengan éxito. ¡Los chilenos y chilenas hemos sido engañados y autoengañados demasiadas veces, como para no tomar
    en serio los grandes obstáculos que se visualizan! ¡Hay que tener mucho cuidado con el voluntarismo! Porque además los desengaños no son “gratis”; desmoralizan, y mucho. Por nuestro voluntarismo ¡elegimos cinco veces! -y con expectativas- a presidentes de la Concertación que nos engañaron uno tras otro reiteradamente. Y otra vez estamos siendo engañados por quienes nos dicen -¡incluyendo del FA!- que un quórum antidemocrático como el de dos tercios es incluso mejor y más democrático que la mayoría. No nos dicen ya que se vieron “obligados” a aceptar el quórum de dos tercios, ¡sino que este es mejor! ¡Es demasiado este nuevo engaño que estamos sufriendo hoy mismo!

    Reply

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *