RECOVECOS PORTEÑOS

Nota y Fotografías de GUILLERMO CORREA CAMIROAGA.

Las expresiones de arte popular en los muros de Valparaíso aparecen en los rincones menos pensados. Basta caminar por las calles y cerros para sorprenderse más de una vez al descubrir un lugar, un pequeño recoveco que llama la atención de nuestra mirada invitándonos a observarlo, porque ver es muy distinto que observar.

La semana pasada cuando me dirigía a tomar la micro que parte desde la plazuela Ecuador hacia la ex Cárcel Pública para ver la maqueta del barco Lebu terminada, al subir por calle Ecuador, a pocos pasos de la calle Condell donde existe un estrecho pasaje con ese estilo de los viejos conventillos o cités llamado Pasaje Felipe Prieto, pude ver que varios murales que habían sido plasmados recientemente sobre los muros laterales. Verlos y entrar a recorrer el pasaje fue un gesto simultáneo para recorrer el lugar y observar detalladamente estas hermosas expresiones de arte popular callejero.

Al adentrarme en este estrecho recoveco, descubrí que además de algunas casas habitaciones que existen al final del mismo, a unos diez o veinte metros de la entrada, en el costado derecho, hay una puerta sobre la que hay un pizarrón con el encabezado “Club Las Galaxias”, que conduce a una cancha de baby fútbol cubierta de pasto sintético, enclavada y “escondida” en medio de las casas y construcciones de este céntrico sector porteño. Un nuevo descubrimiento al interior del pasaje se sumaba a la sorpresa inicial de los murales.

Así es Valparaíso, mágico, inesperado y sorprendente. El Club Las Galaxias, cuyo lema es “Fútbol y Conciencia” -el cual que aparece en un mural ubicado en una de las paredes laterales al interior de la cancha escrito sobre un pañuelo rojinegro que porta la mascota del club- fue el promotor y gestor de la iniciativa que llevó a concretar este “escondido” recinto deportivo llamado Estadio Bellavista, que fue inaugurado en enero del año 2018 con un torneo de fútbol urbano.

°°°° °°°°

One thought on “RECOVECOS PORTEÑOS

  • 01/12/2021 at 12:31
    Permalink

    Querido Guillermo. Gracias por la sensibilidad y el arte que siempre entregas
    Me conmueven tus crónicas y tus reportajes fotográficos sobre Valparaíso. Ese puerto es la esquina de mis sentires, el ombligo de mis emociones… ayer, leí tu entrevista a la esposa de Manuel Sepúlveda, vi tus fotos, que reflejan la Ternura del Recuerdo de un amor que permanece en la Memoria Emocional, fundamento de la Memoria Històrica… gracias por tu generosidad y tu sencillez cuando entrevistas a una persona del pueblo simple. Sabes captar la esencia, el significado y los significantes de los símbolos, la tremenda necesidad de tener un lugar, para recordar, rememorar, sentir, llorar y reír, porque lo que fue, y sigue siendo, en el corazón y en las neuronas de una esposa, un hijo, hija, un hermano, hermana, una madre… porque nadie “desaparece” del alma de quienes aman, más allá de la peor de las crueldades de la sinrazón y del terror de la dictadura…
    Gracias Mario, por publicar a tu colega, tu amigo…y gracias, por permitirle, a esta vieja, expresar sus sentimientos… vivimos tiempos emocionales, sostengámonos en ellos, demuestran nuestra humanidad, nos salvan de la estupidez…

    Reply

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *