CONVENCIÓN DEBE TRANSFORMARSE EN ASAMBLEA CONSTITUYENTE

Escribe FELIPE PORTALES

Como su mismo nombre lo indica la Convención Constitucional no es una Asamblea Constituyente. Esta es una institución que se han dado los Estados para establecer las reglas básicas de un sistema democrático. Por lo tanto son por definición soberanas, por delegación del pueblo. Y democráticas, para ser consecuentes con su objetivo, esto es, adoptan sus acuerdos por la regla de la mayoría.

Ninguno de ambos requisitos lo cumple la Convención Constitucional. Esta, claramente no es soberana en su origen ya que es producto de una ley (reforma constitucional) aprobada por el poder constituido, la cual le fija parámetros dentro de lo cual tendría que cumplir su cometido. Y tampoco es democrática ya que le concede a la minoría un virtual poder de veto, al establecer un quórum de dos tercios para adoptar sus resoluciones. Y peor aún, la Convención queda bajo la supervisión de la Corte Suprema, en los casos en que la minoría de ella tenga objeciones a la interpretación de cómo la mayoría esté cumpliendo con las reglas que le fijó el Congreso Nacional.

Sin embargo, es claro también que la Convención puede y debe convertirse en Asamblea Constituyente, si es que quiere aprobar democráticamente una nueva Constitución. Porque de otra forma la Constitución no va a ser el producto de la voluntad mayoritaria del pueblo que para eso se supone que eligió a sus representantes; sino el producto del veto de la minoría de los representantes del pueblo. Y en este marco el “plebiscito de salida” se convertiría en una engañosa forma de presentarle al pueblo, como producto de su mayoría, un texto que en definitiva estará condicionado por lo que imponga su minoría.

Y la Convención tendrá toda la legitimidad democrática para convertirse en Asamblea Constituyente. Está formada por representantes libremente electos por el pueblo; y todos y cada uno con los mismos derechos. Por lo tanto, ellos tendrán plena legitimidad para definir por la mayoría de sus miembros sus reglas de funcionamiento y, sobre todo, el producto para el que el pueblo los eligió: el texto de una Constitución democrática. Texto que posteriormente deberá ser ratificado o no por sus mandantes: el pueblo soberano en su conjunto.

°°°° °°°°

7 thoughts on “CONVENCIÓN DEBE TRANSFORMARSE EN ASAMBLEA CONSTITUYENTE

  • 03/07/2021 at 15:11
    Permalink

    CON TODO RESPETO. (Pido permiso)
    Los evangelios hablan de Jesús y los doctores la ley. Parece que esta práctica es muy antigua. Durante el gobierno de la Unidad Popular vivimos esa experiencia. Había vanguardias que iban siguiendo el proceso desde afuera; pero permanentemente iban indicándole a Allende lo que debía hacer. Eran los “revolucionarios”. Cuando sucedió el Golpe, los represores no hicieron diferencias entre “reformistas” y “revolucionarios”. Desde entonces esa pugna continúa.
    Coincidí con Kalki Glauser en su documento “Vamos parando el chamullo” (1977) de que nosotros los “revolucionarios” no lo éramos tanto; sino que sólo la izquierda de lo que llamábamos “reformismo”.
    Con los años lo veo más simple. Alguna izquierda ha mutado en tóxica o amarga. Lamento comunicarle que ¡¡¡GANAMOS!!! Se cae la Constitución de Pinochet y Guzmán. No sólo eso. Desde el comienzo de la república, es primera vez que se redactará una Constitución – con participación popular – que inaugurará la VI República.
    Y la discusión de si es soberana o no, es una desviación de izquierda (como diría Rodrigo Ambrosio). Es soberana porque la Convención Constitucional debe redactar además, al final de su Carta Magna, lo que se denominan “Disposiciones Transitorias”, que son aquéllas que determinan la fecha o plazo en que la Nueva Constitución entra en vigencia.
    Pero además, por ejemplo, cuándo comienza y cómo se elige una Cámara Única, su composición, etc., o el nuevo sistema de gobierno. Y la manera cómo se implementan las nuevas normas constitucionales.
    Esas propuestas soberanas de la Convención, las presentarán al SOBERANO que es el PUEBLO, para que la apruebe o rechace con el 50% + 1 del electorado con votación obligatoria. Asunto cerrado y prepárate para el Gobierno de Transición (que ningún candidato presidencial considera en sus programas).
    Entonces, estimada lectora / estimado lector, brinde por lo que se ha logrado. Y dejemos a los convencionales electos por nosotros, que cumplan con su responsabilidad. Hay que saber ganar.
    “Hicimos lo imposible para alcanzar lo posible”

    Reply
  • 03/07/2021 at 17:39
    Permalink

    Hola Carlos. Debatir posiciones, siempre es necesario, porque nos ayuda a clarificarnos en la nuestra, intentando “entender”, más que juzgar, la visión del otro, o la otra. Creo que Felipe intenta explicarnos el camino político, que se ha seguido, para llegar a esta “Convención Constitucional”, partiendo por lo que nos fue “impuesto”, por la constitución del 80. Creo que ha sido un arduo trabajo, intentar descifrar los límites partidarios, de izquierdas y derechas, con virajes, según los “vientos del cambio”, pronosticados por “los doctores”, hacia uno, u otro “centro”…
    Utilizando tu primera frase, sobre “Jesús y los doctores de la ley”, la cual me parece muy adecuada para referirnos a la realidad política chilena, me pregunto, ¿ es posible que tengamos demasiados doctores de la ley asesorando a quienes la hacen, que son los legisladores, o sea, los políticos? ¿quizás los legisladores, escuchan más a los doctores, y no al verdadero sujeto de las demandas y las necesidades, que es el pueblo llano…?
    ¿ Que entendemos por Pueblo Soberano? y hoy, en pleno siglo XXI, ¿Qué entendemos por “revolucionarios”…? ¿ Quien, o quienes están haciendo la revolución en este país?
    Quizás porque soy muy vieja, y muy ignorante, es porque tengo fe en la gente sencilla, que logró, en las calles, hacer sentir su voz. Quizás, por eso mismo, es que creo, que si hay un Ganador, no son ni los doctores, ni los políticos de siempre…el Ganador, es el Pueblo Llano, que con su Presión Social, en el Parlamento de la Calle, le torció el brazo, a quienes, aún creen que tienen todo amarrado y bien amarrado con sus traidores 2/3, ¿lo tienen?… Ya veremos que hacen con el casi tercio que mantienen…y ya veremos, que harán las izquierdas, las secuestradas por los discursos doctorales, y las que intentan ir más lejos, siguiendo el impulso popular. Espero, que estas, no se tropiecen con la cuerda floja…
    En todo caso, aplaudo tu entusiasmo Carlos, y lo comparto, ¿Quién hubiera dicho hasta hace un par de años, que llegaríamos a “constituir” una “Asamblea Constituyente”, eufemísticamente rebautizada por los 2/3 de los “doctores de la ley”, como “Convención Constitucional”… no se puede volver atrás, La suerte, en nuestro Chile, está echada….y la “Operación Bumerang”, según mi pronóstico, de vieja militante de de la V ida Popular, se puso en marcha el 18 de octubre de 2019….¡ Salud compañeros!

    Reply
  • 03/07/2021 at 21:02
    Permalink

    ESTIMADA GLORIA: Narro mi experiencia y no intento descalificar a nadie. He vivido desde mi juventud (consciente) un gobierno popular, una dictadura, un retorno a la democracia (posible), 30 años de la 5a. República Neoliberal y ahora el comienzo de la próxima República que la Convención de 155 constituyentes delineará su curso estratégico. (Me hubiera gustado que hubiera sido el doble de convencionales y que el más de un millón de chilenas y chilenos residentes en el exterior hubiéramos tenido participación). Pero somos invisibles en el país y me la como.
    Ya son visibles las mujeres y se estableció la paridad de género; también la diversidad de género y tienen 10 convencionales en su representación; los pueblos originarios con 17 cupos; los discapacitados y los migrantes que votaron y presentaron candidatos. Y… un alto porcentaje del Chile mestizo que somos la mayoría de la población – sin reconocer nuestra identidad – representados en decenas de convencionales independientes de regiones. Todos estos sectores no participaban del Poder. Ahora hay en perspectiva un proyecto identitario del Chile actual. Más moreno, más alto, más integrado, con más recursos, con más consciencia de sí mismo.
    Para mí, no es el momento de las descalificaciones. Por el contrario hay que integrar a todos los “pueblos”, a todos los sectores (insisto – a nosotros – 1 millón de chilenas y chilenos nos dejaron afuera porque vivimos fuera del “territorio”). Todavía exiliados, presos políticos, torturados, emigrantes, estudiantes, una diáspora dispersa en todo el mundo. Igual presentaremos de alguna manera nuestras propuestas a la Convención. Es reparable.
    Pero no cabe duda que la fecha de mañana es más importante que la asunción de Allende a la presidencia en el ’70, o el plebiscito del ’88 o el retorno a la democracia. ¿Qué en todos estos años hemos debido tolerar muchos atropellos personales y colectivos? Sí y millones ya no están, que nos dejaron con la incertidumbre y un sesgo de derrota de que todo había sido en vano.
    (El grupo de los 24 tenía un proyecto constitucional en el 88 y se dejó de lado porque las condiciones objetivas no estaban dadas). Había una dictadura. ..con armas. Poder.
    Una generación siembra y otra cosecha. Por eso repito, que hicimos lo imposible para lograr lo posible. Y hay que ser generoso en la victoria.
    DÉMONOS UN ABRAZO DE SATISFACCIÓN con un homenaje y reconocimiento a quienes ya no están.
    (“¡La puta que vale la pena estar vivo!”. Caballos salvajes, 1995)

    Reply
  • 03/07/2021 at 21:33
    Permalink

    Gloria: Con el señor Méndez no hay caso. Es un descalificador “profesional”. Por cierto, no aporta NINGUN argumento en contra de mi artículo…

    Reply
  • 03/07/2021 at 22:03
    Permalink

    Ni te imaginas como me llegas Carlos. Soy del Cerro Barón, nuestro maravilloso Valparaíso, “Catedral del Pacífico”. Aunque hoy, estimado compañero, te abrazo desde Quillota.
    Viví 32 años de exilio, entre Louvain La Neuve y Barcelona, aunque Londres fue mi primera parada. Se muy bien lo que dices, es más, lo entiendo. No creo que descalifiques a nadie, solo eres más apasionado que yo(que es mucho decir…). Lo que me encanta, es que podamos conversar, diciéndonos lo que sentimos. Es el valor maravilloso que tiene este espacio que Mario Aguirre, nos brinda. Felipe es igual de apasionado, aunque su rigurosidad, por momentos, lo muestre, aparentemente, inamovible, creo que sus intenciones, son las mejores, igual que las tuyas y las mías, solo que él, aparece, un poquito suspicaz, sin embargo, siempre se abre al diálogo, al debate…sencillamente, porque los tres, remamos en el mismo barco…
    Y claro que nos abrazamos amigo, porque hemos llegado a donde parecía imposible. Como tú lo expresas: “Hemos hecho posible, lo imposible”…y yo agrego(como el enano maldito…), gracias al incansable trabajo de las gentes de los barrios, los cerros, los campamentos, que salieron a pelear a la calle, defecándose en los 2/3…que nadie se arrogue el triunfo de los desheredados de la Historia de Chile, las gentes sencillas, luchadoras incansables, que jamás perdieron su dignidad
    Hace 7 años que regresé de Barcelona a nuestro Chile, porque siempre supe, que ese pueblo, que un día eligió a Salvador Allende, como baluarte popular, como mente y corazón para hacer de nuestro país, un lugar justo y equilibrado, ese mismo Pueblo Mestizo y criollo, con gentes morenas con sangre Mapuche en las venas, con consciencia de clase, legó el sentido de la Lucha Popular, a sus descendientes, hijas, hijos, nietas, nietos. Poca broma con nuestras chicas y chicos jóvenes, ellas y ellos, son quienes se sitúan en la primera línea, son la Vanguardia. Espero que los viejos de siempre, les dejen hacer y no les jodan la onda con su “experiencia”, que no les sirve a nuestra muchachada, porque estamos en el siglo XXI, la gente vieja, tuvimos nuestra oportunidad, y la perdimos, porque quizás, no era el momento. Hoy, sí lo es Principalmente, deseo y espero, que los hombres le den el lugar que merece, a la mujer en la Constituyente. No lo digo solo por la paridad, que se la ganaron solitas, y a pulso. Lo digo porque las mujeres, tenemos nuestras propias maneras de concebir los cambios. Necesitamos que mujeres y hombres, seamos capaces de “Articular nuestros Saberes”, distintos, pero, si nos escuchamos, sin descalificarnos, podemos complementarnos, coordinarnos, para conseguir que el Bien Común, sea nuestro objetivo de fondo…
    Creo que una des cuestiones más emocionantes de esta Asamblea Constituyente, es la participación de los Pueblos Originarios,. Me encantaría que una mujer Mapuche, fuera elegida como presidenta de esta Asamblea…
    Gracias Carlos, gracias, Felipe, gracias Mario… ¡Viva la Asamblea Constituyente! ¡Carajo!

    Reply
  • 04/07/2021 at 10:11
    Permalink

    Gloria: El dilema es simple y a la vez crucial. Si la Convención se queda en ello, cumpliendo estrictamente la engañosa legalidad impuesta el 15 de noviembre de 2019 por las dos derechas (derivado de ella, en el plebiscito del 25 de octubre de 2020, tanto la opción de la Convención “Mixta”, como de la “Constitucional” implicaban -sin elección posible- el quórum de los dos tercios, ¡y sin virtualmente decirlo! ); no tendrá facultades para que su mayoría pueda aprobar un nuevo texto constitucional. En cambio, si en virtud de su legitimidad se transforma en Asamblea Constituyente democrática, definiendo por mayoría un nuevo texto, tendremos sí, por fin, una Constitución democrática.

    Reply
  • 05/07/2021 at 19:36
    Permalink

    Si, es un dilema Felipe, y como tal, no es simple. Los dilemas, son cerrados, porque nacen del Dominio perverso, de unos pocos poderosos, que no se abren a soluciones, sobre unos muchos que cada vez están más conscientes de este cautiverio, y su única arma para combatirlo, es la lucha callejera… Los poderosos se niegan a escuchar al pueblo llano, y en correspondencia, ese pueblo, gritará cada vez más fuerte, se enfrentará cada vez con más rabia a la estupidez. Ya lo estamos viendo, ahora mismo, con la negligencia y la vergonzosa falta de criterio de los responsables políticos(gobierno, ministerio de la presidencia, funcionario encargado…), que no han sido capaces de tener las condiciones adecuadas para que la Convención Constituyente comenzará su tarea, hoy, como estaba previsto…y ¿Qué querían?, ¿Qué la gente se callara y se fuera, sin más, a sus casas?
    Sin embargo, ya comenzamos, no se puede volver atrás, como querrían los de los 2/3. Ya nos pueden ir colocando piedras en el camino, sortearemos cualquier obstáculo…
    Nada puede parar al pueblo que se puso en marcha el 18 de octubre de 2018. la Asamblea Constituyente, será posible, caiga quien caiga, y le pese a quien le pese…
    No creo que el casi tercio, pueda conseguir acallar los 2/3 y algo, que están en la Constituyente…ahora falta ver como se darán las alianzas…
    Ánimo compañero, tú, sigue con tus aportes y tu rigurosidad, a mi me sirven mucho, me ayudan a desplegar mi propio criterio. Gracias Felipe

    Reply

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *